Viajar con niños - Bélgica I

Hola a todos, como ya sabéis, porque os he bombardeado a fotos de cervezas, he pasado unos días en tierras belgas.
Todo comenzó un miércoles en el aeropuerto de Palma. Nuestro vuelo salía a las 15:45 y digo salía por que al final despegó con casi dos horas de atraso. Eso implicó que en vez de llegar a las seis de la tarde con tiempo para ir tranquilos para buscar el apartamento y comprar algo para el día siguiente, fuéramos de culo.
Llegamos a las nueve de la noche al apartamento, donde nos esperaba la dueña, esta nos informó que los supermercados cerraban a las 8 de la tarde así que llegábamos tarde para adquirir víveres para la cena y el desayuno. Al final nos decidimos a cenar de puesto de "cosas fritas" que teníamos justo al lado de nuestro alojamiento, nuggets para Paula y nosotros un bocata relleno de algo frito y patatas fritas. Aquí empezamos a descubrir nuestro gran hándicap, el idioma, ya que todo está en francés o flamenco (holandés).
Y bueno después de esta pequeña introducción vamos al meollo, del viaje.

Día 1-Gante (Gent/Gand)

Aprovechando que el apartamento estaba muy bien situado, pensamos hacer las visitas a las diferentes ciudades en tren. Para viajar en tren existe un bono de 10 viajes por 76 euros y compramos uno para compartir Javi y yo, ya que Paula no pagaba.
Así que empezamos la mañana buscando un sitio para desayunar, lo hicimos en una cafetería-pastelería de la calle Heute de camino a la estación Bruxelles-Midi / Brussel-Zuid.
El tren tarda media hora en llegar a Gante, de la estación cogimos el tranvía, 3€ por persona y trayecto, y nos plantamos en el centro de la ciudad.
>La primera parada la tuve que hacer en H&M, hacía tanto frío, unos 12 grados, que a Paula te tuve que comprar una chaqueta (la rosa de las fotos) y para mí un jersey de punto fino que fue mi salvación durante los 7 días. Y pensareis, 12 grados es fresco, teniendo en cuenta que a fecha de hoy 16 de Septiembre aquí todavía estamos a 30 grados, 12 grados es mucho frío.
Para hacer la visita llevábamos impresa la ruta de esta ciudad de Tadeus Zimm y es la que seguimos para ver la ciudad.
A Gante la disfruté más que a las otras dos ciudades que visitamos, supongo que por la tranquilidad de sus calles, había pocos turistas eso permitió que disfrutaramos de la visita.
El tiempo no nos acompañó, llovía cada poco tiempo, así que no nos arriesgamos a visitar los canales en barca, pero si vais en verano tiene que ser una opción estupenda.
Aquí os dejo algunas de la fotos que hicimos.





Para finalizar este post, recomendaros el restaurante donde comimos en Gante, "De Witte Leeuw", para estar en la media de precios belgas, 15 € por plato aprox., es el que nos salió más económico.




Llegamos al alojamiento a eso de las seis de la tarde, con visita al super incluida, reventados así que cenamos tranquilamente y preparamos la visita a Amberes, pero eso ya lo leeréis en otro post.
Besos!

Comparte:

Sobre mí

Hola! Soy una mamá informática que no para quieta. Este blog es un reflejo de todas mis aficiones. Espero que lo disfrutéis.

2 comentarios:

  1. Que bonito!!!! me guardo toda la info para cuando la visitemos!!!! Pendiente de Amberes ;)

    ResponderEliminar
  2. Uy..por allí estuvo mi.marido de viaje hace mil de fin de carrera...y el tema cervecitas le chifla...

    ResponderEliminar